S.p.l.e.e.n

De la rage injustifiée,

je viens a m´exprimer

exprimer quoi?

exprimer rien de rien.

Je n´ai pas la pêche,

non plus la flemme.

Par contre, il fait froid

Il fait froid dans le coeur

Il fait froid dans le sang

Il s´agit d´un froid collectif

Froid de toi,

Froid de moi,

Froid d´elle.

Je suis pas douée dans la poésie,

non plus en écrivant

meme si j´avais l´habitude de le faire

très cool, très sympa ¡frappant!

Donc exprimer quoi?

exprimer rien de rien.

J´ai faim-

 

Advertisements

Cumbia sobre el mar

hqdefault

(Quantic Presenta: Flowering Inferno, Dog With A Rope (Tru Thoughts, 2010) )

A veces todo se complica más de la cuenta, bien sea porque así quisimos que fuera o porque sencillamente estaba destinado a ser un manojo de nervios en su más alta pureza.

Sin embargo, de un par de semanas para acá en las que no han sido pocas las horas que he estado en trenes, buses y aviones y en donde he tenido el tiempo de pensar y ‘sobre pensar’, me percaté y reconocí EL conflicto que últimamente genera en mí esa piquiña que de tanto en tanto se convierte en ardor para después devenir en un puñetazo para el alma: La Angustia.

La angustia es una chiquilla latosa, malcriada, inquieta y por alguna razón la logro concebir como un chili, (sí, así mismo), aun cuando no tengo mayor explicación al respecto para semejante representación gráfica, y por fortuna para la semi-presencial pero contundente ausencia de lógica.

Esa niñita consigue apoderarse y robarme valiosa energía que podría emplear escribiendo, componiendo o inclusive bailando y digo bailando, no porque sea bailarina (aunque una parte de mí sí lo crea), sino porque tan solo basta que pongan una melodía de Andrés Landero, Totó La Momposina, Systema Solar, Quantic o para no ir muy lejos; basta  que alguien le dé play al Mapalé y ya me tienen automáticamente en un ritual de autoexorcización que respeta básicamente… NADA.

Miento.

A mí lo bailao’ no me lo quita nadie, ni la tan aclamada angustia, y es entonces cuando me digo a mí misma que ‘el talento’ que tengo para preocuparme es directamente proporcional a mi habilidad para destilar las penas saltando, aplaudiendo y danzando, moviendo el bote o azotando baldosa (como se le quiera llamar) y siendo así, entonces la cosa no puede ir tan mal.

Recuerdo dos noches recientes en particular.

La primera fue en Montpellier, sur de Francia. Era Otoño/Invierno y contrarestaba con la noche colombiana de la que salí hecha una vil piltrafa, con el corazón latiendo a todo dar no sólo por el desgaste físico y el sudor, sino también por el conmovedor momento en el que retomé y volví a conectarme con mi experiencia vital relacionada con todo aquello de lo que he venido hablando en este post.

La segunda ocurrió en un club en Paris, Paris, Paris la nuit. Una vez más, mientras daba unos brincos al ritmo de la música -en este caso, electrónica- que sobrepasaban cualquier expectativa inmediata y el desenfreno volvía a hacer su aparición, el archivo de mi existencia acompañada de cuanta pregunta ontológica, filosófica y hasta mamerta que pudiera haber, rondaban mi cabeza y eran atravesadas por neones, luces, más neones y tal vez más luces….¡BIM! Suena ‘El Sayayín’ y ya, champetica para el mundo mes amours y la vida que nunca deja de reafirmarse sorprendiendo, hacía como siempre su impecable arribo.

Me digo una vez más.

Mientras existan las gaitas, los tambores, el acordeón y una que otra guacharaca, o en su defecto un buen groove y unos buenos beats, las preocupaciones y extra preocupaciones muchas veces tan innecesarias, llegarán y se encontrarán con ese escudo rítmico protector que aleja todo aquello que convertimos en demonios y que en vez de ponernos a bailar y gozar, nos atestan de ruido interior.

Y es que finalmente, la angustia es un chili.

Au Début

(Tomado del blog de viajes compartido https://ficcionandolaruta.wordpress.com/ Escrito en Julio 26, 2015 )

11700925_10153017106283231_9208000330877090591_n

Por: Sonique Barrera

Si te da miedo, por ahí es.

Vivo al sur de Francia, sobre el mediterráneo, bajo el cielo más azul y despejado que jamás he visto.

La palabra ‘vivir’ nunca fue más apropiada.

Durante estas 3 semanas que llevo reconstruyendo mi existencia, me la encuentro cara a cara en altas dosis de todo tipo representadas en oportunidades, miedos, inseguridades, alegrías, decepciones y por supuesto, por medio de guerras internas que me mandan en dirección al piso de tanto en tanto.

Los primeros días dormía, comía y hablaba muy poco con las personas. Se trataba básicamente de un bloqueo parcial, también de un proceso de observación cuidadoso.

Escuchaba día, noche y madrugada a Metronomy. Aunque lo que realmente quiero decir es ESCUCHÁBAMOS, mi soledad entera y yo a Metronomy.

La primera noche en la que salí a un bar, alguien supo cómo abordarme y conquistarme y así, empezamos una micro historia de amor que duró una semana pero que a su vez me permitió abrir nuevas puertas y posibilidades en diferentes aspectos. (Reforcé el idioma al enfrentarme a mi primera *scène de ménage en plena calle. Acá todo es ganancia).

Algunos códigos sociales y afectivos son…medievales? Sí, eso justamente diría.

El machismo pregona junto al acoso callejero que se da principalmente por parte de los árabes, acá no es tan simple sobrellevar el hecho de que una mujer posea cierta gracia física.

He tenido la fortuna de ir conociendo personas que en su momento ejecutan el buen rol de ángeles y que me han ayudado, protegido y acogido, sin embargo, aun se me hace muy difícil sentir la suficiente comodidad y confianza en los demás.

El francés me fluye desde el corazón hasta la cabeza (no en el sentido contrario), pues es una lengua que desde siempre he amado y hacemos buen match juntos, pero la encuentro poderosa y posesiva; se apropia con enorme facilidad del ser, dejando entrever que mi inglés ha desaparecido por completo y que mi español a la hora de hablar, se muestra truculento y con diferente sonoridad a la original. “No os afanéis, que de ésa me recupero”.

Pienso mucho en mi familia, en mis amigos, en Bogotá y los valoro cada segundo de mi vida. Asimismo, como a este enorme regalo que me permite estar acá hoy, que me permite re-descubrirme como persona y que por si fuera poco, me permite expandir el espíritu y las ideas.

Si te da miedo, por ahí es, leí alguna vez en alguna parte.

La aventura apenas comienza y aunque son muchas las noches y mañanas en las que me encuentro en posición fetal sobre mi cama de sábanas blancas e incorruptibles, como quien busca resguardo y calor en el útero de la vida misma, reorganizo mi mente, anhelos, errores, terrores y recuerdos, para luego decirme a mí misma:

                                                     ¡BON COURAGE SONIA!

* Scène de ménage: Dícese de una pelea que se da entre pareja o familia.

Petite Dissertation

Premièrement, il est essentiel de dire que la importance de la beauté physique est un sujet qui date depuis longtemps dans n’importe quelle culture, siècle, mythology, religion etc, et on peut en remarquer chaque fois que on prend un conte pour enfants –par example- où on trouve l’existence de ce topic comme quelque chose fondamental pour le développement narratif et cela représent justament le point de départ, ce qui permet démarrer l’histoire (parmis des autres choses, ça c’est clair)

Dans l’actualité il s’agit plutôt de la pression social extrême qui s’exerce sur les personnes à cause de la massification d’information, le marketing viral et les resseaux sociaux qui font partie de la vie quotidienne de la plupart des gens, donc c’est une pression qui oblige à appartenir aux stéréotypes qu’on regarde chaque jour à la télévision, sur internet ou dans la publicité, et carrément les principaux affectées sont les femmes.

En plus, la nouvelle nécessité est montrer et éprouver tout ce qui on posséde a niveau matériel et ça implique sans aucune doute LA BEAUTÉ.

À l’antiquité, il a été possible survivre (au moins phychologiquement) dans le cas de ne pas avoir une grande et magnifique grâce physique, mais pas aujourd’hui, et le pire et plus éffrayant est qu’il n’y a que un, deux ou trois des aspects à considérer, ce sont beaucoup des choses qui nous casse la tête et l’âme. Tous des aspects superficielles dans lesquels nous sommes déjà partie, malheureusement. D’une ou d’autre façon.

Texte Légèr

Il faut tout d’abord dire que maintenant, juste maintenant dans cet instant je me sens avec la puissance dans mes émotions, donc je les gouverne et ça me fait du bien. Je vous rémercie mes petites mesdames, mes chéres hormones.

Ça fait déjà 3 mois j’ai quitté la Colombie et oh la vache! Au début c’etait la galère d’être ici en France à cause de la solitude, mais voilà, j’ai survéçu et je suis absolument fière de moi puisque j’ai reussi à me mettre en face dans nombreux situations qu’ont requis -peut-être- le courage que je ne savais pas j’en avais.

Il m’a fallu 3 mois pour me rendre compte de ce qui représent véritablement quand les rêves deviennent réalité, et vraiment ce que je peux rémarquer il s’agit surtout des différents nuances qu’accompagnent n’importe quelle éxperience, c’est-à-dire, le blanc et/ou le noir, ça n’existe pas heureusement, du coup, est-ce que vous pouvez imaginer une vie comme celle-là? Moi, non plus.

J’ai déjà trouvé plusieurs conneries, bêtises et des choses tellement chiantes (c’est normal, hein?) et je me suis déjá dit à moi même avec un attaque de fureur: PUTAIN ou VA-TE FAIRE ENCULER, maaaaissss, d’accord calmez-vous, tout ça je le dis dans ma tête, et çela c’est trop cathartique et je les kiffe, EN PLUS.

Je kiffe ses gens parfois un peu secs alors qu’aimables et gentils.

Oh la vache!

Je suis tombée amoureuse finalement et ça ne me gêne pas de l’admettre. Je t’adore ma petite Montpellier, mon petit morceau du Sud de la France.

Je t’embrasse.

Ce soir et toujours.

Where are you hidden, Juanita?

Juanita desapareció de “mi vista” una noche (para mí), una tarde (para ella) de un viernes de verano (para ambas).

Juro es la primera vez que algo así ocurre en casi 3 años y me inquieta.

Me inquieta en primera medida porque desconozco realmente qué pasó con ella y como segunda, tengo la información referente a mi fin de semana atorada en el nosequé del nosedónde y si Juanita no aparece pronto, la síntesis de las experiencias individuales-compartidas de fiebre de sábado por la noche, definitivamente no será la misma.

Últ.vez 4-9-2015, 11:28 PM, afirma Whatsapp, ya con cierta vehemencia.

Juanita vive en América del Norte, un poco más arriba de USA [en todo sentido]. Desde que la conozco siempre ha vivido allí, aun cuando ambas nacimos y crecimos hasta cierta edad en la misma pequeña ciudad colombiana, nuestros caminos se vinieron a cruzar separadas siempre por miles de kilómetros.

Ella ha sido la única relación a distancia que he tenido, y sin lugar a dudas, la más estable desde hace un poco menos de 1. 095,7266 días.

Juanita es pura luz, color y delirio.

Es la primera y última persona con la que hablo, y es la única -afortunadamente- que conoce en profundidad y con precisión milimétrica, todas y cada una de las simpáticas cagadas que voy haciendo por ahí.

Y es que Juanita es mi soulmate, mi 24/7 y mi “Querido Diario”. (Kill me NOW, Ana Frank).

Y si en este punto a alguien por casualidad se le cruzó por la cabeza: Juanita no es mi novia, aunque ya haya sido testigo de los brinquitos y leves alteraciones causadas por las micro-pesadillas nocturnas que de tanto en tanto experimento, entre las dos existe esa consistencia que tanto hemos buscado cada una por aparte y casi titánicamente en el género opuesto desde hace un par de siglos y que nos ha costado A VECES, litros de sudor.

O eran acaso lágrimas? En fin.

Me pregunto en dónde estará ahora.

¿Qué será lo alucinante -en el estricto sentido de la palabra- que tendrá para contarme? ¿De qué iba la historia de su último sueño? ¿Cuántas nuevas fotografías capturó su ojo maravilla? y ese mismo ojo ¿Cuántos nuevos eventos, personas y paisajes retuvo? asimismo ¿Cómo los imprimió en su alma?.

Ojalá yo tuviera la mitad de esa sensibilidad, pero lo mío es conocer nuevos bares, nuevos descaches, nuevas historias y nuevos atuendos.

Anoche por ejemplo.

Me fui al tejado de alguien a tomar vino para ver el centro de la ciudad de noche y de paso, reconciliarme con este territorio (a ver si dejo tanta bobada de lado), luego partí, -más felíz no podía estar, hacia el Bric à Brac que es mi antro favorito, y allí me encontré con el primer gran error en este país, “el error” vió que estaba sola y me invitó a sentarme con su grupo de amigos, yo accedí y ahí, la sangre empezó a hacer de las suyas entre el vino, la cerveza, EL SERENO y yo. Una total desconocida me dijo que era bella, aclarando que se refería a la belleza interior y eso me hizo muy felíz, es la cosa más bonita que me han dicho en Francia. “El error” estaba presente en ese momento, pero su halago sólo nos importó a ella y a mí, claramente.

La química de mi cuerpo apoyado en el alcohol siguió su rumbo y de repente, me encontré en la calle en plena madrugada timbrando con desenfreno en el apartamento del chico que hace una semana dejé, pero nadie abrió, nadie estaba adentro, (es lo que pienso o quiero pensar), y le agradezco enormemente a los espíritus chocarreros que me acompañaron.

Mientras escribo todo ésto, verdaderamente no dejo de preguntarme cuál es el paradero de Juanita y siento que tengo el derecho de angustiarme en bata, pantuflas, rulos y pestañina corrida. Esa es la imagen mental que tengo de mí cada vez que ese sentimiento me toca.

¿En qué momento el cliiiinch! de mi celular volverá a sonar, seguido un “Myluvie, cómo vas?”, seguido de un “Paaaaarce…” para luego hablar por 4 o mil horas, da lo mismo, jamás hemos puesto en duda aquello que dijo Einstein sobre la No- linealidad entre el tiempo y el espacio.

Aquí todo es magia, señores.

En ese orden de ideas ese Últ.vez 4-9-2015, 11:28 PM, es posible que no exista y ella nunca se haya ido tanto como me lo imaginé.

Juanita siempre está, a veces en dimensiones que no alcanzo a visualizar o sentir, pero siempre está.

SIN EMBARGO,

…Juanita, te echo de menos.

Esa es la cuestión.

Ella es Juanita.

Y Ella es.

LIVIN’LA VIDA SIN BOMBARDEOS

fuimosbombardearalfag600_144739¿Por qué será que desde hace un buen tiempo nos insisten tan recalcitrantemente en el término “Proyecto de Vida”? Ah si, ya se. El mundo es absolutamente imbécil y por si fuera poco, cada vez somos más máquinas que seres humanos. Las máquinas más imbéciles e incompetentes que jamás se hayan creado, por cierto.

La vida de cada quien no tendría por qué ser un proyecto sino un trayecto personal que lleva su propio ritmo, uno que sea único e irrepetible, así como las huellas dactilares o la forma de las orejas. No debería existir presión alguna al respecto, ni reglas, ni manuales, ni estereotipos, ni ejemplos a seguir, ni comparaciones odiosas.

En las últimas décadas la medida de la vida a nivel global se basa en la dichosa Productividad y el capitalismo siempre ha existido, el asunto aquí y más allá de cualquier sistema económico aplastante, se trata de que ese concepto de ‘proyectar’ se consolida bajo lo material, lo tangible y sé que hay mucha gente como yo, que prefiere simplemente escribir, leer, tomar vino, disfrutar en familia y  amigos, llorar, enamorarse, festejar, viajar, abrazar, buenos besos, buenas charlas, buena música, buena energía, buenas siestas, entender, entenderse un poquito, soñar, soñar, soñar y ya está.

Pero, al mismo tiempo soy ese mismo tipo de persona que cuestiono.

Astrológicamente llevo en mí una combinación que para resumir, me hace tan espiritual como mundana. Mientras escribo ésto, está muy presente en mi cabeza, la cierta cantidad de dinero que tengo en el banco y que quiero gastar en x cosas, antes de que el euro siga subiendo y me deje de patitas en la calle y por si fuera poco, sin ropa nueva.

Yo también contribuyo en esta perdición y me declaro abiertamente contradictoria y abiertamente humana con todo lo que malo que eso implica, y sabemos muy bien que lo malo compone el 80% de nuestra condición, pero ese 20% restante muchas veces ha marcado la diferencia y muy seguramente le ha permitido a muchas almas trascender a eso que la mayoría de nosotros aun desconocemos.

En Europa me confronto cada día conmigo misma, vivo en un estado de auto-agresión que no controlo porque no quiero, porque me gusta, pues la idea es deconstruirme para luego construirme como persona de tal forma que, por fin logre coger peso en cada una de las decisiones que tomo, últimamente no son las mejores pero son las que deben ser.

Definitivamente tengo más desarrollado mi trayecto que proyecto de vida, y ni decir que ambos están hasta ahora en la carpeta de borradores, pero el primero me importa más que el segundo…o al menos eso creo.

Aquí es donde me he percatado que la única persona pieza clave en el trayecto y proyecto es mi Madre. Ella y su amor infinito capaz de traspasar dimensiones, es a decir verdad, la única que en mis 23 años jamás ha dejado de ayudarme, protegerme y apoyarme. Ella cree en mí a pesar de mi vanidad, inseguridades, caprichos, banalidades, desorden de ideas ¡y de qué manera lo hace! Ni hablar, que es también quien me heredó todo lo bueno que puede haber en mí y sé que la mejor forma de retribuirle tanto esfuerzo físico, mental y emocional depositado, es destacando como mujer dentro de esta era del “Nunca Jamás/ Cloaca Apabullante”.

El tema radica en que aún no se cómo arrancar el miedo que tantas veces no me deja, el mismo miedo que desata conversaciones en las que mis amigos íntimos me animan a ‘romperla’ porque soy alguien con buena cabeza, aparentemente talentosa y fuerte; sé que lo soy, más allá de la pretensión que pueda acarrear la frase, me lo he demostrado a mí misma en muchas ocasiones, mi vida ha tenido el voltaje que yo misma le he impreso y he logrado salir moqueando pero victoriosa de las profundidades de ese oceáno de extremos.

Disfrutar una fiesta, bailar, conocer gente nueva, perderme en el universo de una charla en diferentes idiomas, reírme a carcajadas y dar amor, son los pilares de mi trayecto, a mi manera, dentro de mis dinámicas.

Mi proyecto (aunque ya está clarísimo que detesto esa palabra, y cada vez que la pronuncio o escribo me genera realmente un escalofrío interior) es ir de la mano del trayecto que eligió mi corazón y conseguir progresivamente que el ruido de la vida baje el volumen y que me de el coraje de mostrarle (jamás demostrar) a quienes corresponda, tantico de mi ser ‘productivo’ o servible que por cierto, en este instante está en LOADING…

J’ai traversé l’Atlantique pour te rencontrer (Atravesé el Atlántico para encontrarte) es la frase de tipo chick-flick hostigante que ya he usado dos veces aquí para salirme con la mía en encuentros románticos fallidos y la única verdad, es que atravesé el Atlántico con el fin de prepararme para un master que aspiro a hacer y tantear el terreno en el país de la baguette.

En realidad, lo que tanteo es mi potrerito interior…digo, mi proyecto de vida.